miércoles, 28 de diciembre de 2016

"La cena secreta" de Javier Sierra

Javier Sierra, "La cena secreta", 368 páginas, Ed. Planeta, 2014.

SINOPSIS


La trama se desarrolla durante la creación de la obra <<La Última Cena>, encargo de Ludovico el Moro al artista Leonardo da Vinci como parte de la ampliación y decoración del refectorio del convento dominico de Santa María delle Gracia, en Milán, Italia entre 1495 y 1497.


Agustín Leyre, inquisidor dominico experto en la interpretación de mensajes cifrados, es enviado a toda prisa a Milán para supervisar los trazos finales que el maestro Leonardo da Vinci está dando a La Última Cena, debido a una serie de cartas anónimas recibidas en la corte papal de Alejandro VI, en las que se denuncia que Da Vinci no sólo ha pintado a los Doce sin su preceptivo halo de santidad, sino que el propio artista se ha retratado en la sagrada escena, dando la espalda a Jesucristo.

En la novela se expone que La Última Cena de Leonardo Da Vinci contiene una serie de anomalías para el punto de vista de los católicos ortodoxos de la época: no muestra el Santo Grial, ni a Cristo instaurando el Sacramento de la Eucaristía, sino que hace un gesto con las manos parecido a una imposición, idéntico al único sacramento que ejercitaban los cátaros durante sus ceremonias, el <<Consolamentum>>. También expone la posibilidad de que los discipulos fueran retratos de importantes heterodoxos de su época. Tampoco la actitud de los Doce en esa composición refleja lo que narran los Evangelios: Juan, el joven discípulo que está sentado junto al maestro, no apoya su cabeza en su pecho, como dice el Nuevo Testamento; más bien, al contrario, parece alejarse de él. El autor se basa en datos como que la región italiana de la Lombardía acogió entre los siglos XII y XV a los últimos supervivientes cátaros después de la caída de sus correligionarios en Montsegur en 1244.

CONCLUSIÓN


Antes de explicar algo sobre el libro me gustaría explicar un poco que es el catarismo. El catarismo es la doctrina de los cátaros, o albigenses, un movimiento religioso de carácter gnóstico que se propagó por Europa Occidental a mediados del siglo X, y logró arraigar hacia el siglo XII entre los habitantes del Mediodía francés, especialmente en el Languedoc, donde contaba con la protección de algunos señores feudales vasallos de la corona de Aragón.

Con influencias del maniqueísmo en sus etapas pauliciana y bogomila, el catarismo afirmaba una dualidad creadora (Dios y Satanás) y predicaba la salvación mediante el ascetismo y el estricto rechazo del mundo material, percibido por lo cátaros como obra demoníaca.

En respuesta, la Iglesia católica consideró sus doctrinas heréticas. Tras una tentativa misionera, y frente a su creciente influencia y extensión, la Iglesia terminó por invocar el apoyo de la corona de Francia, para lograr su erradicación violenta a partir de 1209 mediante la Cruzada albigense. A finales del siglo XIII el movimiento, debilitado, entró en la clandestinidad y se extinguió poco a poco.

Este libro me ha parecido parecido al Código Da Vinci, donde también detrás estaba la figura de Leonardo Da Vinci, aunque en aquél dice que era miembro de la orden del Temple y aquí que es cátaro y por eso en su obra La Última Cena intenta mostrar sus creencias y no las de la Iglesia Católica. Es entretenida, porque a mí me gusta este tipo de novelas, pero en mi opinión le ha faltado algo más de acción.


Esa doctrina defiende que no es necesaria la iglesia y está en contra por todo sus bienes materiales que tiene (palacios, oro,…) y que se puede ser creyente en Dios sin necesidad de todo eso, cosa en la que yo estoy de acuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario